Las charcas y humedales de Hoyo de Manzanares, una excursión original para conocer la vida y canto de los anfibios

Las Charcas de los Camorchos y las Charcas de la Berzosa, de Hoyo de Manzanares, son el centro de las visitas de muchos excursionistas que se sienten atraídos por la vida de los anfibios en los humedales, especialmente cuando empieza la primavera. El Ayuntamiento organiza visitas guiadas a ambas charcas, para enseñar la importancia que tiene en el medioambiente, y son muy recomendadas para los niños. 

Charca de los Camorchos, en Hoyo de Manzanares

Charca de los Camorchos, en Hoyo de Manzanares, donde se pueden observar los anfibios.

Los humedales son ecosistemas de gran diversidad biológica, que regulan el ciclo del agua y del clima. Producen recursos hídricos para abastecimiento de agua dulce y constituyen zonas de uso para diversos tipos de actividades, como el turismo y la pesca.

En Hoyo de Manzanares debemos destacar dos humedales: las Charcas de los Camorchos y las de la Berzosa. Debido a su interés medioambiental, el Ayuntamiento promueve las actividades y visitas en su entorno.

El humedal de las Charcas de los Camorchos, una ruta muy sencilla para niños

Cría de anfibios

Las charcas de los Camorchos y de La Berzosa son un buen lugar para aprender más sobre la vida de los anfibios.

Las Charcas de los Camorchos es uno de los 23 humedales protegidos de la Comunidad de Madrid por el Convenio Ramsar y está incluido en el Inventario Nacional de Zonas Húmedas. El camino es sencillo, ideal para acudir con niños, ya que hay un área recreativa muy cerca y hay muy poca distancia para andar desde la zona de aparcamiento, situada en la carretera que va de Torrelodones a Hoyo de Manzanares, a medio camino.

En su visita organizada, se aborda el ecosistema de los humedales, de especial importancia para el medioambiente. Dan a conocer los anfibios que existen en Hoyo de Manzanares, explicando sus  características y estrategias y sus curiosas pautas de comportamiento, gracias a las cuales consiguen sobrevivir y multiplicarse.

Asimismo abordan el mundo de los macroinvertebrados presentes en este nicho ecológico, en las principales familias y características de estas especies que, por lo general, son muy desconocidas.

Visita nocturna a las Charcas de la Berzosa para oír a los anfibios cantar a coro

Un complemento a esta actividad es la visita nocturna a las Charcas de La Berzosa, para la que se recomienda llevar ropa de abrigo y calzado de agua. A finales de invierno y principio de la primavera ya se pueden empezar a ver las puestas de los anfibios, y es fácil escuchar el canto de los anfibios que hay en la zona.

Esta actividad nocturna, que resulta apasionante para muchos niños, dura cerca de tres horas, y es necesario inscribirse a través del formulario de la web del Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares, en el apartado Reserva de Actividades.

Por ejemplo, son especialmente llamativos los coros del sapo corredor, muy típicos de Hoyo de Manzanares. Se pueden ver a los machos distribuidos por todas las charcas, observar a las parejas en amplexo y distinguir las puestas de las diferentes especies. Es una buena oportunidad para enseñar a los niños a observar a los sapos y a los tritones, a distinguir sus distintas especies y sus cantos peculiares.

Se trata de una actividad muy original para descubrir los humedales y sus pobladores, una parte de la naturaleza que se estudia con poca frecuencia y que es muy llamativa. Aunque está dirigida a todos los públicos, y es muy recomendable para los niños, se aconseja que sean mayores de cinco años, para que puedan disfrutar de la excursión.

Importancia de la riqueza de los humedales en el medioambiente

Desde el 2 de febrero de 1977, día en que se firmó el Convenio sobre los Humedales en Ramsar, Irán, se celebra el Día Mundial de los Humedales. Este acto ha sido reconocido mundialmente por ser la primera vez que se llega a un consenso internacional para la conservación y el uso racional de los humedales. Uno de sus logros ha sido la creación de la lista de humedales, compuesta por 1.886 humedales de 159 países.

Según la Convención de Ramsar, “la diversidad cultural y biológica de los humedales representa una riqueza que nos sustenta física y psicológicamente. El patrimonio cultural de los humedales es resultado de la milenaria asociación de estos con las personas, una relación que ha aportado riqueza a la sociedad humana y que debe seguir haciéndolo para las generaciones futuras”.

Consulta los siguientes artículos si te interesa el tema:

Más información:

Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares

 

También te podría gustar...