Cómo concentrarse en el estudio y métodos para reforzar los conocimientos

Potenciar la memoria y aplicar las leyes de la lógica es algo que, sin duda, nos ayudará para obtener un buen renidmiento en el estudio. Como es imposible aprender de memoria toda la información que tenemos delante de nosotros, hay que esforzarse en archivar los datos en el cerebro de forma lógica, de manera que si algo se olvida, lo puedes recuperar con facilidad repitiendo el razonamiento mediante el cual lo has introducido en la memoria.

La memoria y la lógica son dos métodos indispensables que debemos aplicar en el estudio. Pero nunca debemos ejercitar uno solo, pues ambos son complementarios. Es conveniente saber encadenar los razonamientos, y ejercitar la memoria en ocasiones, donde sea imprescindible, como es el caso de fechas, leyes, nombres, fórmulas…

La memoria desciende a los diez minutos, por eso es indispensable repasar

La memoria no es como el disco duro de un ordenador donde se acumula cualquier dato, sino que debe guardar siempre un tipo de información muy selectiva. Está comprobado que la memoria sigue una curva matemática que es ascendente, y a los diez minutos empieza a descender.

Por eso es imprescindible el repaso en el proceso de estudio, pues la memoria no decae inmediatamente después de un periodo de aprendizaje, sino que aumenta, antes de nivelarse y caer en picado.

Métodos de refuerzo del estudio: subrayar, resumir y hacer esquemas

Para evitar distraernos en temas complicados o aburridos, podemos practicar varios métodos de refuerzo del estudio, como son:el subrayado, la síntesis y el esquema.

A la hora de subrayar, debemos poner los cinco sentidos en lo que leemos, comprenderlo y sintetizarlo, extrayendo las ideas más interesantes. Se trata de un primer proceso de análisis selectivo. Cuando subrayamos un texto o una palabra, le estamos dedicando más atención que al resto, porque lo leemos una vez, el cerebro procesa la información, valora su importancia, y lo volvemos a leer mientras lo seleccionamos. Una vez subrayado, se puede hacer un esquema muy breve, que ayudará a la hora de repasar de un vistazo el tema estudiado, subrayado y sintetizado.

Cuando leemos un esquema que hemos creado nosotros, el cerebro lo asocia con el texto que hemos resumido y subrayado, y amplía la información de una manera lógica. De esta manera, cuando queda poco tiempo para el examen, no es necesario que volvamos a estudiar los libros desde el principio, sino que podemos acudir a cualquiera de las fases de sintetización establecidas. Un repaso del esquema general del temario nos proporcionará una visión global de la materia que nos aporta datos nuevos.

Los tiempos de descanso son fundamentales para ordenar la información acumulada

Estar delante de un libro o de un dispositivo electrónico, ya sea el ordenador, la tablet o un libro electrónico, pensando en otra cosa es una pérdida absoluta de tiempo. Para evitar caer en este error tan humano, te damos los siguientes consejos:

  • Si  vemos que no nos concentramos, lo mejor es hacer un descanso o dejar el estudio para otro momento.
  • Los descansos nos liberan de la tensión acumulada, dan al cuerpo cierta relajación, y ordenan la información que hemos recogido. Por ello es recomendable hacer intermedios breves cada hora, pero sin alejarnos excesivamente del ambiente de estudio.
  • Si descansamos antes de estar fatigados, desaprovechamos un grado de concentración que cuesta mucho esfuerzo conseguir. Y si seguimos estudiando cuando estamos agotados, no rendiremos lo suficiente.
  • Si ves que te distraes, hay que intentar relajarse durante unos minutos, y alternar los estudios con ejercicios más metódicos, como son las pruebas de test o simulacros de examen, realización de esquemas o gráficos, subrayados, visualización de vídeos que aborden el tema… Esto ayuda a despejarse, a aclarar conceptos confusos, y a ordenar la información recibida.

Lo que está claro es que si te has decidio a estudiar, debes concentrarte y aprovechar el tiempo. Si por algún motivo no lo puedes hacer, pues todos tenemos días malos, mejor es que te vayas por ahí con los amigos y que lo intentes en otro momento. No pierdas el tiempo.

 

 

También te podría gustar...