Rutas para montar en bicicleta por la Comunidad de Madrid

Bicicleta plegable en Metro

Acceso al Metro de Madrid con la bicicleta plegable.

En la Comunidad de Madrid hay una gran variedad de rutas muy asequibles que atraviesan y rodean el territorio metropolitano, un espacio altamente urbanizado y al que se puede acceder con la bici gracias al tren, al metro, o a la combinación de ambos.

Para fomentar el uso de la bicicleta entre los madrileños, se ha habilitado un espacio señalizado en los trenes de cercanías, para no incomodar al resto de los viajeros .

Las bicicletas pueden ser transportadas en el metro con un horario determinado de acceso los días laborables: de 9:30 a 14:00 horas, de 16:00 a 18:00 y de 21:00 h. hasta el cierre del servicio. Los sábados, domingos y festivos, pueden viajar durante todo el día. Las bicicletas plegadas no tienen limitación de acceso.

Rutas habilitadas para andar y pedalear desde MetroSur

Las cinco rutas habilitadas para andar y pedalear desde MetroSur, línea 12 de Metro, son las siguientes:

  • Ruta 1: Alcorcón (Puerta del Sur)-Parque de Polvoranca
  • Ruta 2: Alcorcón (Puerta del Sur)-Móstoles (Móstoles Central)
  • Ruta 3: Fuenlabrada (Cercanías La Serna)-Parque de Polvoranca (por parque forestal)
  • Ruta 4: Getafe (Arroyo Culebro)-Fuenlabrada (Cercanías La Serna)
  • Ruta 5: Leganés (Leganés Central)-Polvoranca-Fuenlabrada (Cercanías La Serna)

Vías pecuarias y otros caminos rurales

La red de vías pecuarias presentes en los distintos municipios es amplia, pero su situación es tremendamente desigual. Todas las vías pecuarias del territorio han perdido su cometido original y solo alguna de ellas presenta continuidad.

Las vías pecuarias son de vital importancia para el desarrollo de este proyecto, ya que al ser de dominio público, se garantiza el tránsito por ellas. También por su carácter histórico, que dota de contenidos a los recorridos que se realicen y su distribución como una auténtica red, que articula la unión entre los espacios urbanos e interurbanos y los de unos municipios con otros.

Para poder situar la importancia de todas estas vías pecuarias hay que reseñar que mayoritariamente servían para comunicar dos Cañadas Reales, la Segoviana y la Cañada Real Galiana, autenticas vías de alta capacidad de la época.

Vías verdes de la Comunidad de Madrid para recorrer en bicicleta

A continuación ofrecemos un listado de las rutas verdes existentes en la Comunidad de Madrid para recorrer en bicicleta:

• Ruta Verde: Anillo Ciclista
• Ruta Verde: Arroyo Meaques
• Ruta Verde: La Casa de Campo
• Ruta Verde: Ciudad Universitaria
• Ruta Verde: “Las Presillas” de Alcorcón
• Ruta Verde: Madrid Río
• Rutas Verdes desde MetroSur
• Ruta Verde: Monte de Boadilla
• Ruta Verde: Monte del Pilar de Majadahonda
• Ruta Verde: Monte Valdelatas
• Ruta Verde: Parque Forestal Adolfo Suárez-Casa de Campo
• Ruta Verde: Parque Juan Carlos I
• Rutas Verdes: Parque Regional del Sureste
• Ruta Verde: Valdebebas
• Ruta Verde: Vía Verde del Tajuña
• Anillo Verde Ciclista (plano del Ayuntamiento de Madrid)

Criterios para diseñar los recorridos para la bicicleta

Para diseñar los recorridos, se han considerado varios criterios, entre los que cabe destacar:

  • Permeabilidad, entendiendo ésta por el número de recorridos alternativos de un entorno (Bentley, Alcock, Murrain, McGlynn, Smith, 1985).
  • Variedad de paisajes (siempre limitada por el territorio, claro) y variedad de experiencias posibles.
  • Legibilidad de los itinerarios, lo que influirá en lo fácil o no que sea seguirlo.
  • Versatilidad, para que las rutas pueden ser utilizadas por distintos usuarios y para la realización de distintas actividades.
  • Accesibilidad, ya que muchos de los potenciales usuarios agradecerán que los itinerarios sean fácilmente accesibles, en cuanto a accesos, firmes, posibles señalizaciones, etc. También permitirá abrir la posibilidad de algunos itinerarios a personas con algún tipo de discapacidad, motora o sensitiva, debido a que este es un colectivo que demanda día a día mayores posibilidades de disfrutar de las actividades de ocio y tiempo libre.
  • Personalización: las rutas diseñadas son una propuesta, sujeta a modificaciones y a adaptaciones. Así la mayor parte de las rutas se componen de rutas más pequeñas que se pueden unir una tras otra dependiendo de lo que cada persona elija.
  • Puntos de Interés: estos elementos dotan de contenidos a las rutas y podrían ser el elemento catalizador para atraer a otros usuarios.

Todas las rutas son direccionales, se pueden hacer en cualquiera de los dos sentidos y en cada una de ellas se hace referencia a su grado de dificultad, su kilometraje y en algunos casos concretos se recomienda sólo para hacer en bicicleta por sus características.

Demanda de espacios para realizar actividades al aire libre

Existe una creciente demanda por parte de los ciudadanos de conocer y utilizar espacios donde practicar una serie de actividades al aire libre tales como caminar, correr o hacer rutas en bici.

En el caso de la Comunidad de Madrid, esta demanda se centraba hasta fechas recientes en unos espacios definidos por su elevado valor ambiental como las sierras del Sistema Central. Además estos usos recreativos estaban vinculados por lo general a unas determinadas fechas como los fines de semana o periodos de vacaciones.

El reciente desarrollo espacial de las grandes áreas metropolitanas y la transformación en la estructura social y urbana de las mismas está modificando las pautas de los ciudadanos a la hora de “consumir el espacio” como soporte de sus actividades recreativas.

La imparable demanda de zonas para las actividades de ocio al aire libre hace que parques y áreas periurbanas sean utilizados por ciudadanos de un amplio espectro social y cuyo perfil no coincide necesariamente con el del “clásico” deportista.

Un día cualquiera de la semana y a cualquier hora podemos encontrar caminando, corriendo o pedaleando a estudiantes, amas de casa o jubilados.

Estas personas que utilizan estos espacios verdes y áreas periurbanas por diversas motivaciones, suelen buscar -por lo general- itinerarios lineales o circulares de una distancia que varía en función de su nivel físico o de la actividad recreativa que desarrollen.

El Parque de Polvoranca tiene 150 hectáreas

En el marco del proyecto europeo IDEA-STCC y como parte de uno de sus objetivos se analizaron las opciones que alberga el cuadrante suroeste del espacio metropolitano madrileño en cuanto al posible trazado y difusión de rutas.

Dibujando un boceto rápido se adivinan múltiples opciones de desarrollo de rutas teniendo en cuenta que Alcorcón, Móstoles, Fuenlabrada, Getafe y Leganés forman una estructura urbana casi continua pero con un gran espacio central de características periurbanas.

El centro de gravedad de este espacio central es el Parque de Polvoranca de 150 hectáreas de extensión así como a la red hidrográfica que nace del mismo: el Arroyo de la Recomba o del Culebro, afluente del Manzanares.

Como parte de la propuesta de IDEA-STCC, se propone la viabilidad de unas rutas transversales que se apoyen en los atractivos medioambientales de este gran espacio central y en las relaciones entre las estaciones de la red de MetroSur y de Cercanías para establecer puntos de comienzo y de llegada de estas rutas.

En la mayoría de los casos se propone inventariar los itinerarios que ya existen en la actualidad y que responden a la creciente demanda de este tipo de actividades.

En muchos casos, estas rutas utilizadas espontáneamente por caminantes, corredores o ciclistas se apoyan en la existencia de antiguos caminos rurales, vías pecuarias, antiguos trazados ferroviarios y de los propios accesos al Parque de Polvoranca.

Su descripción y señalización puede contribuir a la preservación de la red de caminos históricos de la zona.

Rutas similares, motivaciones distintas

En zonas dotadas de buena accesibilidad el practicante habitual de estas actividades puede utilizar el transporte público para acceder al punto de origen o destino de la ruta.

Además, en usuarios con un determinado perfil subyace el seguimiento de unas pautas marcadas por prescripción facultativa o por la metodología de un programa de entrenamiento deportivo.

En estos dos casos concretos, es muy importante para el usuario conocer de antemano las características de la ruta a seguir: kilometraje, dificultad y posibilidad de conexión fácil con la red de transporte.

De manera espontánea se está generando la aparición de un grupo social heterogéneo pero con una motivación común y que está “poniendo en valor” los grandes espacios periurbanos que hasta la fecha eran poco apreciados desde el punto de vista recreativo.

Como algún autor ha afirmado no sin cierta ironía estamos hablando del “patio de atrás de las ciudades” unas zonas semi rurales que a la espera de nuevos usos mantienen su estatus de “barbecho social” con reminiscencias del paisaje rural tradicional pero donde también aparecen polígonos industriales, nuevas zonas de expansión residencial y ejes lineales articulados a lo largo de pequeños cauces fluviales, Vías Verdes o en las márgenes de las infraestructuras de transporte.

Más información sobre rutas para bicicleta por Madrid: Comunidad de Madrid

También te podría gustar...