Torrelodones pide informes para ver si es viable el proyecto del Área Homogénea Norte

El Pleno del Ayuntamiento de Torelodones ha acordado el envío del Preavance de Revisión de Normas Urbanísticas del Área Homogénea Norte a la Comunidad de Madrid para ver si es viable un desarrollo futuro de esta área calificada como P (Planeamiento Municipal), donde prevén el posible desarrollo de entre 700 y 1.200 viviendas, de las que la mitad serían protegida, una zona dotacional destinada a comercio de proximidad (no centro comercial), equipamientos públicos educativos, deportivos y sanitarios, un carril bici y una ruta de senderismo.

Además de los informes que la Ley prevé necesarios en este primer paso del proceso administrativo, la propuesta del Equipo de Gobierno incluye la solicitud de más documentos con el fin de contar con la mayor información técnica posible que permita evaluar la posibilidad de actuar en esta área de 128 hectáreas que pertenecen a propietarios privados de las que, según el proyecto, el 84 por ciento pasaría a manos públicas.

La intención del Equipo de Gobierno (PP) con arreglo a lo expuesto en su programa electoral, haría factible la preservación de las zonas con cierto valor ecológico que actualmente se encuentran en proceso de degradación según los informes realizados. El Preavance prevé, además, el posible desarrollo de entre 700 y 1.200 viviendas, de las que la mitad serían protegidas.

Las viviendas quedarían integradas junto a las zonas que actualmente ya están construidas, de nulo valor ambiental, y con una densidad dos veces y media más baja que la media de los desarrollos urbanísticos que se encuentran en marcha en la Comunidad de Madrid.

El estudio prevé también una zona dotacional destinada a comercio de proximidad (no centro comercial), así como equipamientos públicos educativos, deportivos y sanitarios que prestarían servicio a los vecinos de Peñascales que actualmente no cuentan con ninguno de ellos. Las previsiones contemplan, además, un carril bici y una ruta de senderismo que circundaría todo el AHN.

El espacio que ocuparía la construcción de equipamientos públicos, empresas y viviendas se reduciría a un 6 por ciento del total del AHN. En cuanto a estas últimas, incluso se prevé que el 60 por ciento de las parcelas urbanizables estén destinadas a zonas verdes.

Un largo proceso de informes y polémica por el área homogénea norte

Con todo, este primer paso simplemente plantea la pregunta a la Comunidad de Madrid sobre la posible viabilidad del proyecto y marca el inicio de un largo proceso. En caso de que la informes técnicos de la Comunidad fueran favorables, el Ayuntamiento debería redactar el Avance de Revisión de Normas Urbanísticas y tras su paso por el Pleno y la Comunidad, se elaboraría el Proyecto.

Éste sería expuesto nuevamente a información pública con el fin de que los vecinos pudieran formular alegaciones y, posteriormente, el documento sería remitido de nuevo a la Comunidad de Madrid que debería realizar un nuevo informe en el que se determinarían finalmente los condicionantes para el desarrollo de la zona.

Según señaló en la sesión plenaria la Concejal de Ordenación del Territorio, Marta Campesino, el Ayuntamiento de Torrelodones ha sido el primero en adaptarse a lo establecido en el proyecto de Ley aprobado por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid del pasado jueves, que plantea la necesidad de realizar un informe de impacto territorial a la hora de analizar la viabilidad de un desarrollo urbanístico.

Además, entre los documentos solicitados por el Consistorio según el acuerdo plenario se incluyen también los relativos a la Confederación Hidrográfica del Tajo y Dirección General de Carreteras, aunque no son preceptivos en este primer paso del proceso.


 Fecha de edición del texto: 15 de julio de 2007

También te podría gustar...