El Festival de Teatro Clásico de San Lorenzo incluye siete joyas de la literatura universal

Siete compañías representan sobre las tablas de la Sala B del Teatro Auditorio de San Lorenzo de El Escorial, sede temporal del Real Coliseo de Carlos III, diversas joyas de la literatura universal como El perro del hortelano, de Lope de Vega; la liturgia medieval El misterio del Cristo de los Gascones; Otelo y Macbeth, de William Shakespeare; Margarita La Tornera, de José Zorrilla; El avaro, de Molière; y Morir pensando matar, de Francisco Rojas Zorrilla.

El décimo Festival de Teatro Clásico de la Comunidad de Madrid, organizado por la Consejería de Cultura y Turismo, ha vuelto este año para llenar de magia el verano escurialense, con una programación que se inició el pasado 17 de agosto hasta el 16 de septiembre. Lope de Vega, Shakespeare, José Zorrilla, Molière y Francisco Rojas, son los autores representados.

El avaro, de Molière, será representado los días 8 y 9 de septiembre por la Fundación Teatro Gayarre y Gobierno de Navarra. En esta comedia, Molière retrata la esencia de un hombre capaz de vender su alma por dinero con una maestría tal que Harpagón, viejo avaro y desconfiado, se convierte un uno de los personajes más grandes del teatro universal.

Por último, el Festival de Teatro Clásico de la Comunidad de Madrid se clausurará con Morir pensando matar, de Francisco José Zorrilla, que los días 15 y 16 de septiembre pondrá en escena la Compañía Siglo de Oro de la Comunidad de Madrid-Fundación Pro-Real Escuela Superior de Arte Dramático. Con dirección de Ernesto Caballero, la obra cuenta la historia de cómo Alboino, rey de los Longobardos, tras vencer en batalla a Floribundo, rey de los Gépidos, se casa con su hija, la bella Rosimunda, con las consecuencias que este hecho conlleva.

Rakatá fue la encargada de dar inicio a este Festival

La compañía madrileña Rakatá fue la encargada de dar inicio a este Festival con la obra El perro del hortelano, una historia de sangre azul, erotismo y privilegios que ostentaba la aristocracia a comienzos del siglo XVIII, ofreciendo al espectador un drama de amor, envidia, celos y honor, dirigido por Lawrence Boswell, director asociado de la Royal Shakespeare Company.

Y en ese mismo fin de semana, el domingo 19, Nao d’Amores interpretó, bajo la dirección de Ana Zamora, El misterio del Cristo de los Gascones, una recreación libre de una ceremonia litúrgica medieval con una puesta en escena que combina el trabajo actoral con el teatro de títeres y que supone un acercamiento a los orígenes del teatro moderno.

El viernes 24 y el sábado 25 el Festival acogió la puesta en escena del Teatre Lliure, dirigido por Carlota Subirós, del Otelo, de William Shakespeare, como un viaje al corazón de las tinieblas, a las tinieblas del corazón y una revelación del miedo de los hombres. Por otra parte, el domingo 26, otra obra de Shakespeare, Macbeth, fue llevada al escenario de la mano de Histrión Teatro.

La obra Margarita La Tornera, de José Zorrilla, se estrenó durante los días 1 y 2 de septiembre, con Polanco Producciones y Es Arte. En ella, se cuenta la historia de Margarita, una novicia tornera de clausura en un convento de Palencia, quien es seducida por el encanto de don Juan, huyendo con él gracias a la ayuda de su hermano Gonzalo.


 Fecha de edición del texto: 2 de septiembre de 2007

También te podría gustar...