Medidas para aumentar la población del águila imperial

En la actualidad hay censadas 27 parejas de águila imperial en nuestra región, lo cual implica que Madrid alberga un 13% de la población de esta especie en todo el territorio nacional. Ahora se han puesto en marcha un paquete de medidas para su protección, con el fin de aumentar la población actual en un 30% durante los próximos 10 años.

“La Comunidad de Madrid es una de las cinco regiones de España que albergan ejemplares reproductores de águila imperial”, destacó la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Elorriaga, en la firma del convenio entre el ejecutivo regional y la Fundación de Amigos del Águila Imperial Ibérica, para incentivar la conservación, investigación, seguimiento y divulgación de esta rapaz en toda nuestra región.

Con la firma de este convenio, que prevé una aportación económica de 80.000 euros a la Fundación, la Comunidad impulsa un minucioso programa de vigilancia de los nidos de este tipo de rapaces ubicados en fincas de titularidad privada, ya que la Fundación de Amigos del Águila Imperial Ibérica está integrada por propietarios de fincas privadas donde existen nidos de águila imperial. Madrid alberga un 13% de la población de esta especie, con 26 parejas residiendo en su territorio, una cifra máxima histórica que no se alcanzaba desde principios de los años 90.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio cuenta con una información completa de las parejas de águila imperial existentes en Madrid, con datos concretos sobre su lugar de ocupación, edad, fecha y tamaño de las puestas o el número de pollos nacidos y volados, todo ello fruto del Programa de Actuaciones para la Conservación del Águila Imperial puesto en marcha en 2001.

Cría de conejos y control de venenos

La mejora de las poblaciones de conejo de monte para reforzar la fuente de alimento del águila imperial es otra de las medidas previstas. Para ello, se prevén medidas como la construcción de majanos o construcciones de piedra tradicionales donde puedan criar los conejos, así como el abono de parcelas y la plantación de cereales que sirvan para la alimentación del conejo.

Además, la Comunidad está llevando a cabo otras actuaciones encaminadas a conocer la biología del águila, el control y seguimiento de poblaciones, la vigilancia de nidos y la elaboración de censos, así como la búsqueda de otras zonas potenciales para ser ocupadas por águilas.

Igualmente, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio prevé medidas para el control de venenos, la mejora de los análisis sanitarios de esta especie, el control de los cepos en los cotos de caza y el seguimiento y mejora de las líneas eléctricas.


 Fecha de edición del texto: 20 de enero de 2008

También te podría gustar...