Las ordenanzas fiscales de El Escorial se incrementan por debajo del IPC

Las ordenanzas fiscales de El Escorial prevén un incremento medio inferior al 3,7 por ciento del Incremento de Precios al Consumo (IPC) previsto por el Gobierno.

En el capítulo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), además de ir reduciendo anualmente el tipo impositivo dada la reciente revisión catastral se han establecido una serie de bonificaciones tales como una del 50 por ciento en la cuota íntegra para las viviendas de protección oficial.

Tipos impositivos del IBI

Los tipos impositivos del IBI desde el inicio de la legislatura han descendido del 0,83 del año 2004 al 0,68 de 2007. También se han establecido bonificaciones para las familias numerosas que van del 30 al 60 por ciento en función del valor catastral de la vivienda.

La novedad más importante con objeto de primar la domiciliación de los recibos es la posibilidad de pago fraccionado con la reducción del 3 por ciento de la cuota.

Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana

Respecto al Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (antigua plusvalía) se establece una reducción del 40 por ciento de los nuevos valores catastrales para los primeros cinco años desde la revisión catastral, lo que supone una disminución considerable de la cuota del impuesto.

Otra novedad en relación a las ordenanzas del Patronato Municipal de Deportes es la que afecta a algunas tasas que entrarán en vigor a partir del mes de septiembre, concretamente en las actividades que tienen un periodo que coincide con el curso escolar, como son todas las escuelas municipales.

El edil de Hacienda de El Escorial, Luis Segovia, ha señalado que a través de estas medidas “se da un importante avance de ámbito social y medioambiental”, dentro de los criterios de austeridad y fuerte contenido social que dirige la elaboración tanto de las ordenanzas como de los Presupuestos. Segovia ha recordado “la situación grave y preocupante” que se encontró el Foro Progresista al acceder al Gobierno local, cuando según un informe de Intervención, los fondos del Ayuntamiento eran de 24.450 euros (algo más de 4 millones de pesetas) y el gasto corriente mensual de la entidad se cifraba en 541.000 euros (90 millones de pesetas).

Drástica reducción de los gastos

Para hacer frente a esta situación, a lo largo de los últimos años se ha procedido a la drástica reducción de los gastos, entre ellos el de las remuneraciones a los concejales, así como la tutela y el control directo de determinadas actividades administrativas y culturales, como la gestión de tributos o los talleres -que en anteriores mandatos eran asumidas por empresas externas-, además de la adopción de otras medidas tendentes a mejorar la obtención de ingresos.

De esta forma, los salarios de los ediles con dedicación exclusiva se redujeron un 28,5 por ciento respecto a la legislatura anterior, rebajándose asimismo notablemente los gastos de representación. Respecto a la recaudación, ésta pasó a ser gestionada desde el propio Ayuntamiento lo que supuso, además de un ahorro medio anual de más de 130.000 euros, que se pagaba a la empresa que realizaba este trabajo, una mejora considerable de los niveles de recaudación tanto en periodo voluntario como en ejecutiva.

Desde que en noviembre de 2004 los funcionarios del Ayuntamiento asumieron la gestión, se han ido incrementando los porcentajes de recaudación de manera espectacular y, de hecho, en el primer año se llegó al 87,7 por ciento de recaudación, 25 puntos porcentuales más que en el ejercicio anterior en el que la gestión de los tributos era privada.

A juicio del concejal de Hacienda, “la manifiesta mejor rentabilidad de la recaudación desde que ésta fue asumida por los empleados municipales se hace aún más llamativa si se tiene en cuenta que al principio hubo que actualizar sus conocimientos y procesos metodológicos”.


 Fecha de edición del texto: 26 de octubre de 2006

También te podría gustar...