La Escuela Municipal de Pensamiento Matemático de Torrelodones descubre nuevos talentos

La Escuela Municipal de Pensamiento Matemático pretende atender a los niños con talento matemático innato, promoviendo el aprendizaje de esta ciencia mediante el juego. Se trata de estimular y supervisar su iniciación en esta ciencia de la forma más adecuada al desarrollo mental, generando gran entusiasmo por las matemáticas.

La Escuela Municipal de Pensamiento Matemático Miguel de Guzmán celebró, este fin de semana, su acto de apertura presidido por el Alcalde, Carlos Galbeño, al que acudieron padres y alumnos.

El pasado mes de septiembre tuvo lugar la prueba de acceso que en esta ocasión ha admitido 21 nuevos chicos y chicas de entre los más de 70 que optaron al ingreso. La prueba realizada consistió en resolver unos problemas de lógica matemática que pueden ser consultados en la web de la Escuela.

El Alcalde dio la bienvenida a los alumnos que se incorporan a este curso que supone el inicio de la tercera promoción y reflexionó sobre el trabajo desarrollado en estos años, cómo se empezó sin apenas recursos y cómo, hoy en día, la EPM es “una realidad pujante, referente en la Comunidad de Madrid y en España, en un municipio con el menor índice de fracaso escolar de toda la región y el segundo con mejores resultados en el examen de Selectividad”.

De hecho, esta iniciativa a sido vital a la hora de que Torrelodones haya sido elegida como sede para la celebración de la Olimpiada Matemática que se celebrará en 2007, siendo la primera localidad que acoge esta convocatoria sin ser capital de provincia.

Tras las palabras del Regidor, la Profesora María Moreno Warleta, ofreció una conferencia que con el título Códigos de control sirvió para que los padres tuvieran un ejemplo de la fórmula empleada para impartir las clases en la EPM.

Formación para los talentos matemáticos

La Escuela Municipal de Pensamiento Matemático de Torrelodones se creó en el año 2003 por iniciativa del Matemático Miguel de Guzmán con la pretensión de atender a los niños que presentan un talento matemático innato promoviendo el aprendizaje de esta ciencia mediante el juego.

Se trata de detectar, orientar y estimular de manera continuada, a lo largo de dos cursos, el talento matemático excepcional de unos 50 estudiantes de 11-13 años en la zona Noroeste de Madrid, sin desarraigarlos de su entorno, mediante una orientación semanal, que se efectúa cada jueves durante dos horas.

Bajo la dirección de varios profesores con experiencia en este tipo de acción se trata de estimular y supervisar la iniciación, en la forma más adecuada al desarrollo mental de los participantes, en diversos temas y formas de pensar de saber matemático que puedan atraerles y suscitar en ellos el entusiasmo por la matemática.

No se trata expresamente de hacerles adelantar en las materias propias de los cursos específicos de la enseñanza reglada, sino de suministrarles orientaciones que puedan facilitar el desarrollo de su talento matemático especial.

La acción se puede comparar a la que otros estudiantes, dotados de una afición y capacidad especial para la música, para un deporte específico o para algún otro tipo de actividad, se dedican a realizar durante su tiempo libre, muchas veces con el soporte de sus familias.

También se establece una tutoría personal de cada uno de estos alumnos, de modo que pudiera continuarse el contacto con ellos y su orientación, una vez concluido el período de duración del proyecto.

El carácter de la actividad es gratuito para garantizar el acceso de alumnos de cualquier nivel social y evitar que se produzca una selección clasista en virtud de las posibilidades económicas de cada familia.


 Fecha de edición del texto: 23 de octubre de 2006

También te podría gustar...