La Red de Emprendedoras en Movimiento (REM) reúne a más de cien mujeres en su presentación en Torrelodones

La presentación de la Red de Emprendedoras en Movimiento (REM) se convirtió en un sugerente punto de encuentro donde más de cien mujeres, de muy diversos sectores, localidades y perfiles profesionales, participaron de una manera activa para compartir experiencias. Fueron tres productivas horas de debate en las que se respiró una gran motivación, ilusión y energía. Se pusieron en común proyectos novedosos, surgieron numerosos contactos, intercambios de experiencias y de proyectos. Todas las mujeres salieron reforzadas. Las conclusiones serán puestas en común próximamente.

Mujeres de diversos municipios de la sierra, de Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Alpedrete, Galapagar, Collado Villalba, Colmenar Viejo y Navacerrada, entre otros, e incluso de Madrid, asistieron a la presentación de la Red de Emprendedoras en Movimiento, que se celebró el pasado 1 de febrero en Torrelodones, en Torreforum, y participaron en los diversos debates por grupos que se organizaron.

En los pequeños grupos, las mujeres tomaron parte muy activa: presentaron sus negocios y sus proyectos, contaron sus experiencias, plantearon los problemas que tenían y aportaron soluciones. «De todo este intercambio realizado entre las ‘remistas’, surgieron numerosas propuestas y contactos que, sin duda alguna, fueron muy enriquecedores», a juicio de las organizadoras.

Mujeres con una gran diversidad profesional, pero con problemas comunes

En el encuentro de emprendedoras, llamó la atención un ambiente que era extraordinariamente heterogéneo. Se juntaron mujeres con los perfiles profesionales y estilos más diversos: del mundo de la hostelería, del comercio, del área de desarrollo personal, artesanas, ejecutivas, artistas, diseñadoras, formadoras, periodistas, fotógrafas, sexólogas, psicólogas, expertas en liderazgo, asesoras, nutricionistas…; y estaban representadas prácticamente todas las edades (desde poco más de 25 años hasta los 60).

Pero, a pesar de esta diversidad, «el diálogo y el debate fluyó durante tres horas, ya que absolutamente todas se mostraron implicadas debatiendo y trabajando en un proyecto común, en el que se sentían totalmente identificadas».

Metodología de trabajo por grupos reducidos

La metodología de trabajo de las emprendedoras fue muy participativa y con óptimos resultados, basada en la creación de pequeños grupos para intercambiar opiniones. El hecho de que las asistentes fueran rotando constantemente abrió la posibilidad de que se conocieran entre ellas, analizar las situaciones que atraviesan en cada etapa de la vida, y establecer un primer contacto que se estrechó posteriormente en un espacio más relajado de networking .

La presidenta de la asociación, Corinne Lydie Cassé Carrión, presentó a las fundadoras de REM, y explicó los objetivos y su misión, dejando claro que se trata de una asociación muy participativa, en la que las mujeres van a compartir un espacio de encuentro y trabajo y se van a estrechar lazos, lo que resulta muy positivo para potenciar los proyectos de cada una.

Una de las cosas que más le ha gustado de estas jornadas es ver cómo todas las personas que asistieron se han sentido al mismo nivel para debatir sobre el emprendimiento, independientemente de la profesión y de la cualificación que tuvieran. «En los grupos, hablábamos de mujer a mujer, de una manera muy cercana, y nos entendíamos perfectamente, porque según vamos pasando por distintas etapas de la vida, tenemos unos problemas similares, y nos sentimos muy identificadas».

Las emprendedoras desean compartir sinergias

La concejala de Desarrollo Local de Torrelodones, Mª Antonia Mora, que abrió el acto de presentación de REM, participó contando su experiencia personal, como una mujer más, en los proyectos que había llevado a cabo en el ayuntamiento. Transmitió la necesidad de trabajar en colaboración, la utilidad de compartir sinergias y la importancia que tienen las pequeñas decisiones que pueden tomar las mujeres a diario en el trabajo para defender sus derechos y ayudar a las demás.

Asimismo asistieron al acto de presentación la concejala de Educación, juventud e infancia, Luz Marina Vicen; y la técnica de Igualdad de la Mancomunidad THAM, Marisa García.

Para emprender es necesario reforzar la autoestima y la seguridad

Por otra parte, la presidenta de REM anunció que una de las formaciones que está programada con más prioridad es la de autoestima y crecimiento personal, algo que demanda una gran mayoría de las mujeres, y que es indispensable para emprender.

REM pretende ofrecer una serie de recursos y apoyo para el emprendimiento; impartir la formación que necesitan las mujeres, para que les resulte más fácil desarrollar sus proyectos; establecer una red de apoyo mutuo, que se va a ir extendiendo desde la zona de la sierra a la Comunidad de Madrid y al resto de las provincias; y organizar networkings de forma periódica, ya que el contacto personal es vital para la motivación y la puesta en marcha de proyectos.

La Red de Emprendedoras en Movimiento ha sido creada «para que resulte más sencillo conseguir entre todas los objetivos individuales de cada una, gracias a la colaboración y a la experiencia de las demás. Pretendemos crear un grupo de colaboración e intercambio, en el que todas y cada una de las integrantes nos podamos beneficiar de las experiencias de las demás, aportando cada una su grano de arena para una sociedad global más justa, en la que la mujer consiga por fin la situación que se merece y por la que tanto tiempo ha luchado».

Una asociación por y para mujeres para compartir y colaborar

Presentación de la Red de Emprendedoras en Movimiento en Torrelodones

Cartel de presentación de la Red de Emprendedoras en Movimiento (REM), que se celebra en Torreforum (Torrelodones) el viernes 1 de febrero de 2019. Una asociación creada por y para mujeres.

REM pretende ser una asociación flexible, que se vaya formando poco a poco, partiendo de la puesta en común de las ideas, necesidades, propuestas y objetivos de las mujeres que forman parte de ella (‘remistas’). El intercambio de experiencias y el debate serán sus dos pilares, «para conseguir un grupo participativo de mujeres en constante movimiento, que consoliden y enriquezcan las ideas iniciales».

Las ‘remistas’ consideran que la sociedad continúa «con ciertos prejuicios, con roles históricos que bloquean las formas de pensar y medidas estancas que suponen un muro para el progreso, o por lo menos, lo ralentiza, lo cual hace que las mujeres se enfrenten a un gran número de impedimentos y vean limitadas sus expectativas laborales, sociales y personales, y les puede resultar muy útil contar con el asesoramiento de mujeres que han pasado por las mismas situaciones y han sabido superarlas».

REM apuesta por la motivación para el desarrollo laboral de las mujeres

En la misión de la asociación, como puntos fundamentales, figuran:

  • Acompañar, apoyar, facilitar información y ayudar a las emprendedoras.
  • Constituir un punto de encuentro donde: ofrecer y solicitar apoyo, enseñar y aprender, consultar problemas y aportar soluciones, plantear dudas y aconsejar.
  • Ayudar a fomentar el emprendimiento.
  • Dar protagonismo a las mujeres.

Sus valores se apoyan en aspectos como:

  • La diversidad: la asociación está constituida por mujeres de diferentes nacionalidades.
  • La igualdad de oportunidades.
  • La solidaridad y la sororidad (agrupación que se forma por la amistad y reciprocidad entre mujeres que comparten el mismo ideal y trabajan por alcanzar un mismo objetivo).
  • La motivación por el desarrollo laboral de las mujeres.
  • La lucha por un espacio laboral, personal, familiar y social digno.

Objetivo de REM: compartir conocimientos, sinergias, experiencias y apoyo

Sus fundadoras, explican que el objetivo de REM «es ofrecer una serie de recursos y asesoría para el emprendimiento; impartir la formación que necesitan las mujeres, para que les resulte más fácil desarrollar sus proyectos; establecer una amplia red de apoyo mutuo; y organizar networkings de forma periódica, ya que el contacto personal es vital para la motivación y la puesta en marcha de proyectos, y es algo que se está perdiendo».

Las ‘remistas’ parten de que «las personas son sociables por naturaleza (su logo representa algo orgánico), necesitan relacionarse con sus semejantes y estrechar lazos de intereses y afectos. Además se ha demostrado que, aparte de la satisfacción personal que genera el trato con las demás, el hecho de compartir situaciones, sentimientos, conocimientos y experiencias con la gente que nos rodea, es algo fundamental para conseguir ciertos objetivos ambiciosos, que nunca se lograrían actuando de manera individual, porque todas necesitamos la empatía, la participación y la ayuda de las demás».

La colaboración es vital en los inicios del emprendimiento

Con este afán de colaboración, con el que la humanidad ha evolucionado y ha conseguido alcanzar grandes retos, con este deseo de compartir, de aportar y recibir, de pertenecer a un grupo con intereses comunes, es precisamente con el que se ha creado la Red de Mujeres en Movimiento, cuyas mujeres están decididas a moverse para conseguir los mayores retos y satisfacciones juntas, por encima de cualquier ideología partidista.

«De hecho —indican las fundadoras—, este siglo XXI va a suponer un gran avance para el cambio, la organización y el desarrollo personal de las mujeres. Se está llevando a cabo un gran movimiento en todo el mundo para ayudarse, tenderse la mano, trabajar codo con codo y estrechar lazos para superar dificultades, formalizando su unión a través de la creación de asociaciones que cubren diferentes ámbitos».

Lucha por el progreso, la igualdad, la solidaridad y la dignificación

Las ‘remistas’ están convencidas de que, en la actualidad, «se está dando un salto sin precedentes, en la mayor parte de los países, para salvar las diferencias de género que se han ido arrastrando de siglo en siglo, propugnando una defensa continua de sus derechos. Destacan cada vez más en las distintas profesiones, en la dirección de las empresas, en los mandos intermedios, en las pymes, en la formación, en la política…».

«Y este progreso —añaden—, aunque sea lento, es imparable, y las mujeres que formamos parte de REM no hemos querido dejar pasar el tren. Con la creación de esta asociación, nos apuntamos a colaborar de manera decidida para el progreso, la igualdad, la solidaridad y la dignificación de los trabajos de las mujeres».

Las sinergias multiplican las fortalezas individuales

Opinan que debido a que la mujer ha estado relegada a determinadas tareas, fundamentales pero infravaloradas, en las que se han encasillado por presión social, en estos momentos de cambio, muchas de ellas se encuentran con graves problemas a la hora de enfrentarse a ciertas situaciones laborales, de emprendimiento, familiares o de independencia.

«Las mujeres de REM tenemos intereses comunes, situaciones similares, compartimos nuestros problemas, aconsejamos soluciones, nos asesoramos entre nosotras y, sobre todo, estamos convencidas de que la unión no solo hace la fuerza, sino que además crea potentes sinergias que multiplican la capacidad de maniobra del grupo», manifiestan las fundadoras.

Las ‘remistas’ hacen un llamamiento a las mujeres

Las ‘remistas’ apuestan por la suma de experiencias y conocimientos y el provecho de las sinergias surgidas de sus relaciones que, sin duda, serán el motor de este grupo de mujeres en movimiento, ya que «sentirte respaldada por un grupo te da fuerza; sentir que aportas algo, te da satisfacción y aumenta tu autoestima; y sentir que aprendes de los demás, hace crecer tus expectativas».

Las integrantes de REM hacen un llamamiento a las mujeres, y piden que piensen en sus objetivos: «Si eres emprendedora y luchadora, o tienes en mente grandes retos y proyectos y no sabes cómo hacerlos realidad; si no te quieres quedar atrás; si deseas compartir tus experiencias y preocupaciones; si necesitas apoyo para cumplir tus objetivos; si quieres participar en una agrupación defensora de los derechos de la mujer… Yo no lo dudaría, REM es tu asociación».

Mujeres fundadoras de REM

• Ángela Aguilar Parra, de Alpedrete.
• Corinne Lydie Cassé Carrión, de Hoyo de Manzanares.
• Cristina Garaeta Carmona, de Navacerrada.
• Cristina Gómez Alonso, de Hoyo de Manzanares.
• Jennifer Ramsay Russell, de Hoyo de Manzanares.
• Marcela de Gregorio, de Galapagar.
• María del Mar Corral Briega, de Collado Mediano.
• Mónica Codina Díaz, de Navacerrada.
• Ruth Valero de Castro, de Torrelodones.
• Yolanda Larrumbide Moreno, de Torrelodones.

Cómo informarse sobre la Red de Emprendedoras en Movimiento

Las personas interesadas en recibir información o asistir a las jornadas de REM lo pueden solicitar en: [email protected]

Para más información, consultar el sitio web:

http://www.redemprendedorasenmovimiento.org/

Cómo hacerse socia de REM

Las personas interesadas en hacerse socias de la Red de Emprendedoras en Movimiento pueden enviar una solicitud a: [email protected]org

También te podría gustar...