El virus del papiloma humano causa el 75% de los cánceres de cuello de útero y el 90% de las verrugas genitales

Mujer haciendo ejericio

Las mujeres deben vacunarse para evitar el cáncer de cuello de útero. Fotografía de Christopher Campbell.

A pesar del cribado para la detección precoz, el cáncer de cuello de útero es la segunda causa más común de muerte por cáncer entre mujeres jóvenes en Europa, de entre 15 y 44 años, después del cáncer de mama. Anualmente, se diagnostican unos 33.500 casos de mujeres con cáncer de cuello de útero y 15.000 mujeres mueren de cáncer de cuello de útero cada año.  

Los nuevos resultados de un estudio modelo presentados en la conferencia EUROGIN, celebrada en Montecarlo, sugieren que la vacunación contra los tipos 6 y 11 del virus del papiloma humano junto con los tipos 16 y 18 incrementan y aceleran notablemente los beneficios de los programas de inmunización contra el cáncer de cuello de útero y otras enfermedades genitales relacionadas con este agente infeccioso.

Prevención de las verrugas genitales

Según el estudio modelo, la prevención de las enfermedades relacionadas con los tipos 6 y 11 del virus del papiloma humano logró una disminución precoz de estas enfermedades y de los gastos asociados.

Hasta el 99 % de los casos de enfermedad y hasta el 98 % de los gastos asociados evitados durante los cinco primeros años después de la vacunación fueron atribuidos a la prevención de las lesiones precoces de cuello de útero (CIN 1) relacionadas con los tipos 6 y 11 y de las verrugas genitales.

Las lesiones precoces de cuello de útero al igual que las verrugas genitales, aparecen más rápido que las lesiones precancerosas y el cáncer de cuello de útero; a menudo, pocos meses después de la exposición al virus.

“La prevención de las lesiones precoces de cuello de útero relacionadas con los tipos 6 y 11 y de las verrugas genitales significará un enorme beneficio de la vacunación contra el virus del papiloma humano, tanto para las mujeres como para las autoridades sanitarias, perceptible antes de que veamos la prevención de las lesiones precancerosas de cuello de útero y el cáncer de cérvix”, explica Patrick Poirot, vicepresidente médico y científico de Sanofi Pasteur MSD.

Causa del 70% de las lesiones precancerosas

Los tipos 6, 11, 16 y 18 del virus del papiloma humano causan el 75% de los casos de cáncer de cuello de útero en Europa, el 70% de las lesiones precancerosas , y el 35-50% de las lesiones precoces de cuello de útero , y el 90% de las verrugas genitales.

Las autoridades sanitarias de Gran Bretaña encuentran también beneficios en la prevención de las verrugas genitales. De hecho, la Agencia de Protección de la Salud del Reino Unido (HPA) ha publicado recientemente los resultados de un estudio modelo que muestra que hasta el 70% de los casos de cáncer de cuello de útero y el 95% de los casos de verrugas genitales podrían prevenirse mediante la introducción en el programa de inmunización nacional de la vacuna frente a los tipos 6, 11, 16 y 18 del virus del papiloma humano.

Los primeros resultados acerca de mujeres suecas que han participado en un estudio escandinavo de más de 69.000 mujeres, mostraron que al menos una de cada diez había tenido verrugas genitales antes de los 45 años. La presencia de verrugas genitales parece aumentar en mujeres jóvenes.

Se considera que, cada año, los tipos 6 y 11 producen 225.000 nuevos casos de verrugas genitales (el 90% del total) a las mujeres , en Europavi. Las verrugas genitales pueden causar ansiedad, afectando a las relaciones personales. Incluso de ser eficaces a corto plazo, las terapias de ablación física de las verrugas son dolorosas, y los niveles de reincidencia pueden ser altos ya que solamente se procede a la excisión de la lesión visible, mientras que la infección persiste.

Prevención de lesiones de cuello de útero precoces

Se estima que los tipos 6 y 11 del virus del papiloma humano producen alrededor de 80.000 casos cada año de lesiones de cuello de útero precoces en Europa comparados con los 200.000 casos relacionados con los tipos 16 y 18.7.

El cribado no distingue entre las lesiones debidas a los tipos 6 y 11 de las ocasionadas por los tipos 16 y 18. Ambas requieren el mismo seguimiento y pueden producir ansiedad en las mujeres afectadas.

Transmisión de la infección por el virus del papiloma humano

El Reino Unido trabajó con un modelo matemático sobre la dinámica de transmisión de la infección por el virus del papiloma humano y las enfermedades asociadas. Los datos para el modelo se obtuvieron de fuentes públicas, información publicada, y bases de datos de ensayos clínicos.

Evaluaron diferentes situaciones incluyendo la vacunación rutinaria de niñas adolescentes de 12 años así como programas de vacunación especial. Las cohortes de edad para los tres programas especiales fueron 12-14, 12-17, 12-24. Evaluaron todas las estrategias de vacunación en combinación con las actuales estrategias de cribado para la detección de cáncer de cuello de útero.


 Fecha de edición del texto: 15 de octubre de 2007

También te podría gustar...