Ruta circular desde Villalba por la Cuenca Alta del Manzanares, hasta la Cascada del Covacho

La Cuenca Alta del Manzanares tiene unas vistas espectaculares desde cualquier punto de acceso. Siguiendo esta ruta desde Collado Villalba, ya sea a pie o a caballo, podremos disfrutar de un esplendoroso bosque de galería en torno al Arroyo de Peñaliendre, con un blanco tapiz de jaras que lo cubre durante la primavera. Por aquí podemos ver con facilidad los rastros de jabalíes, zorros y otros invertebrados que viven en torno al agua del arroyo.

La excursión por la Cuenca Alta del Manzanares la podemos empezar en la confluencia de la calle Camino de la Guija con la calle  Mirador de la Sierra de Madrid, en la Urbanización del Mirador de la Sierra de Collado Villalba.

Se trata de una ruta circular de 13 kilómetros, que se puede realizar a pie o a caballo, disfrutando de unas impresionantes vistas de Madrid.

Hay etapas que tienen cierto grado de dificultad. Incluso en invierno y en primavera hay zonas que están muy encharcadas, motivo por el cual es recomendable llevar un buen calzado, para no patinarse ni mojarse los pies. No obstante tiene zonas de descanso y fuentes en las que podremos repostar agua durante los días más calurosos.

Esta excursión se adentra en la Sierra de Hoyo de Manzanares, que tiene un bello paisaje granítico, con una gran variedad de afloramientos rocosos que nos recuerdan a la zona de La Pedriza de Manzanares El Real.

Es un buen lugar para encontrarse con numerosos animales, como la gineta, el lirón careto, el zorro, el jabalí, y aves como el buitre, que ha vuelto a formar sus nidos en la sierra de Hoyo, el águila calzada o la abubilla, típicos de estos parajes.

Los jabalíes cada vez son más abundantes en esta zona, y debemos tomar todas las medidas de precaución que sean necesarias para evitar riesgos. Por mucho que nos gusten los animales, no debemos acercarnos para darles comida. Aunque cada vez se toman más confianzas con los seres humanos, recordemos que son animales salvajes, no domesticados, y que en los últimos años se ha producido más de una agresión de los jabalíes hacia las personas.

jabalíes en Torrelodones

Los jabalíes, cada vez más abundantes en la Cuenca Alta del Manzanares, están perdiendo el miedo a acercarse a las personas, pero siguen siendo animales salvajes. No debemos acercarnos a ellos a darles comida.

A la Cascada del Covacho se puede acceder desde Villalba y desde Hoyo de Manzanares

Partimos desde el punto inicial en la calle Camino de la Guija y seguimos hasta que esta termina y enlaza con  un camino de tierra. Ascendemos por el camino principal, dejando a un lado los secundarios que se entrecruzan, hasta encontrarnos con el Arroyo del Endrinal.

En el lugar donde están los cables de alta tensión, optamos por el sendero de la izquierda, que es más ancho, y aquí podremos disfrutar de un pinar de repoblación donde habita el Pico picapinos (Dendrocopos major), un bonito pájaro carpintero con un pico capaz de taladrar las maderas más duras.

Una vez que hayamos cruzado el pinar, bajamos por el camino de la derecha, por una zona granítica, piedra que es habitual en esta zona y por la que debemos ir con cuidado, y vamos a parar a la Cascada del Covacho. Este es un lugar que encanta a los excursionistas, al que se puede hacer desde Hoyo de Manzanares y desde la carretera que va hacia La Berzosa, y bien merece una parada.

En la Cascada del Covacho podemos aprovechar para tomar algo de fruta, un bocadillo o hacer un picnic, ya que disponemos de una mesa y bancos de granito justo delante de la cascada, y una fuente muy próxima.

El arroyo de Peñaliendre y el de Peña Herrera crean un bonito entorno natural

El arroyo de Peñaliendre y el de Peña Herrera son los que juntan sus aguas para impactar con la Cascada del Covacho, en un entorno de bosque de galería formado por álamos negros, sotobosque de zarzamoras y escaramujos cuyos frutos sirven de alimento a los animales.

Seguimos el camino y, antes de pasar por una de las casetas del Canal de Isabel II, nos desviamos por un estrecho camino que hay a nuestra izquierda, el cual desemboca en el final del valle.

La jara espinosa cubre el monte de atractivos puntos blancos

Si continuamos la ruta que sube hacia la derecha, vamos a parar a una casa abandonada. Aquí es donde está el mirador de Peñaliendre, donde podremos hacer otro descanso para observar las espléndidas vistas de La Silla del Diablo, Peñaliendres, Madrid, Collado Villalba y sus alrededores.

Es en este punto donde debemos iniciar el descenso, siguiendo la ruta hasta llegar al camino principal por donde veníamos y retomar el camino de las torres de alta tensión. Aquí nos desviamos a la derecha y seguimos bajando, para acabar en el mismo lugar donde iniciamos la ruta.

Además de la jara espinosa, que cubre esta zona de blanco en primavera, podemos distinguir otras plantas habituales, como el romero, el brezo, el cantueso y el tomillo. Su mezcla aromática dulzona es un placer, especialmente durante los días en que ha llovido. Todo ello, parece estar decorado artísticamente con bonitos berrocales, que forman sinuosas formas muy agradables de ver.

Datos técnicos de la ruta circular desde Collado Villalba por la Cuenca Alta del Manzanares

Inicio: La ruta es circular, y empieza y acaba en la confluencia de la calle Camino de la Guija con la calle Mirador Sierra de Madrid, en la urbanización del Mirador de la Sierra de Collado Villalba.

Grado de dificultad: alto.

Recorrido: 13 kilómetros.

Duración: aproximadamente unas seis horas.

Puntos de interés: el Arroyo del Endrinal, la Cascada del Covacho, la Silla del Diablo y el Mirador de Peñaliendre.

Si te interesa esta zona de la Cuenca Alta del Manzanares, no te pierdas estas rutas

Otras excursiones que puedes realizar por Collado Villalba

Consulta cómo ir a Collado Villalba desde Madrid y localiza las rutas en el mapa

Fuente de información:
Ayuntamiento de Collado Villalba

También te podría gustar...