Un manto blanco cubre el valle del Jerte

Cerezo en flor

El valle del Jerte tiene una vega muy fértil. Es conocida por sus cerezos y almendros en flor.

La comarca del Valle del Jerte ha atraído a lo largo de los años a miles de turistas apasionados por ver el manto blanco de flores que lo cubre. Los amplios bosques de robles, castaños y encinares, y los matorrales de tomillos, brezos y jaras, proporcionan un intenso aroma difícil de igualar.

Los pueblos de la comarca de La Vera están cargados de historia, y sus caminos han sido el paso natural de Extremadura a Castilla. Tanto es así que los ganaderos todavía utilizan el Camino Real para trasladar al ganado.

Los valles del Jerte y de Ambroz conforman, junto con la comarca de la Vera, un atractivo paisaje que en primavera constituye un verdadero espectáculo, por la belleza de la floración de los cerezos, cuya recolección empieza a principios de mayo y termina a finales de julio.

El Jerte, una vega fértil con numerosos frutales, llena de cerezos y almendros

Las exuberantes gargantas por las que fluye el agua, hacen que su vega sea muy fértil, con una gran cantidad de frutales, sus típicos pimientos pimentoneros, los espárragos y las plantaciones de tabaco, que suponen el 85% de la producción nacional.

Los amplios bosques de robles, castaños y encinares, y los matorrales de tomillos, brezos y jaras, proporcionan un característico aroma intenso.

Esta variedad provoca un contraste de colorido y una belleza tonal que ha hecho que sus paisajes sean objeto de numerosas obras pictóricas y fotográficas.

En cuanto a su cocina, se caracteriza por las sopas, migas, caldereta, cabrito, chacinas, quesos, y una gran variedad de frutas, dulces y licores.

Parajes inolvidables en la ruta que se inicia en la Garganta de Alardos

La ruta del valle del Jerte, que transcurre con un hermoso paisaje entre las carreteras C-501 y N-110, la podemos iniciar en la Garganta de Alardos, casi al límite de Cáceres con la provincia de Ávila, donde podemos ver una bella panorámica. Las piscinas naturales y charcas que se encuentran ladera arriba hacen que sean un lugar de relajamiento veraniego de Madrigal de la Vera.

No podemos dejar de visitar el casco antiguo de Villanueva de la Vera, ni las gargantas fluviales que conducen a Valverde de la Vera, con calles estrechas y empedradas por donde transcurre el agua canalizada en la superficie. Aquí es donde el Jueves Santo por la noche se desarrolla la espectacular “procesión de los empalaos”.

Los originales jardines de Losar de la Vera

Atravesando la Garganta de los Cuartos, entramos en Losar de la Vera, con sus originales jardines. Y un poco más adelante llegamos a Jarandilla de la Vera, centro geográfico e histórico, en el que cabe destacar el castillo de los condes de Oropesa, vinculado a la memoria de Carlos V y convertido en Parador Nacional.

Más de doce fuentes decoran las calles de este pueblo que está abrazado por dos gargantas, Jaranda y Jarandilleja, cruzadas por numerosos puentes romanos y del medievo.

En Jarandilla se celebra la romería de la Virgen de Sopetrán, con sus danzas al son del tambor y la fiesta de los Escobazos, combate a la luz de las antorchas en la víspera de la Inmaculada Concepción.

Es recomendable ir después a Guijo de Santa Bárbara, para disfrutar de un exquisito paisaje de robles y castaños, entre laderas repletas de frambuesas, olivos y cerezos.

De Aldeanueva de la Vera, pasamos a Cuacos de Yuste, pequeño pueblo donde se evocan los últimos días del emperador Carlos V, y cuyo monasterio es visita obligada.

Si bordeamos la garganta de Pedro Chate, no debemos pasar por alto su lago natural, que está rodeado de una frondosa vegetación, para después acercarnos a Jaraíz de la Vera, el mayor núcleo de población después de Plasencia.

Otra zona donde es muy llamativo el valle de cerezos es la que está próxima a Tornavacas. Y en Cabezuela del Valle las calles se disponen sobre una ladera a orillas del Jerte, con unas bonitas vistas.

Para los que deseen prolongar la ruta unos kilómetros más, es recomendable desviarse para visitar Hervás, cuyo barrio más atractivo es la antigua judería, una de las mejores conservadas en España.

Dónde dormir en la ruta del Valle del Jerte

  • Parador Nacional de Turismo Carlos V. C/ García Prieto, 1. Tlf.: 927 56 01 17. Jarandilla de la Vera (Cáceres).
  • Finca el Carpintero (antiguo molino rehabilitado): N-110, Km 360,5. Tlf.: 927 17 70 89Tornavacas.
  • Casa Rural La Casona. Finca Valvellidos. Ctra. Jaraíz-Navalmoral, Km 15. Tlf. y fax: 927 19 41 45. Tlf. móvil 629 64 59 30. [email protected] Jaraíz de la Vera (Cáceres) www.la-casona.net (piscina, animales de granja, actividades: rutas a caballo, senderismo, montainbike, paintball, descenso en canoas)

Dónde comer en el Valle del Jerte

  • Restaurante Puta Parió II. C/ Francisco Pizarro, 8. Tlf.: 927 56 03 92. Jarandilla de la Vera (Cáceres).
  • Mesón Nardi. C/ Braulio Navas, 19. Tlf.: 927 48 13 23. Hervás (Cáceres).

Actividades que se pueden realizar por el Jerte

  • Rutas a caballo: En el picadero Los Pilones. Tno.: 927 47 20 45.
  • Museo de la cereza: Hondón, 58. Tno.: 927 47 22 08. Cabezuela del Valle (Cáceres)
  • Otras actividades que se pueden realizar en esta zona son: senderismo, bicicleta, rutas a caballo, parapente, pesca, escalada, piscinas naturales y municipales; visitas al Centro de Interpretación de la Trashumancia y la Alta Montaña, al Centro de Interpretación de la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, al Centro de Interpretación del Agua, al Museo de la Cereza, a EMAC (Espacio Morán de Arte Contemporáneo), a la destilería de licores del Valle del Jerte, a la fábrica de alabastros.

Más información:

También te podría gustar...