Tren de chocolate

El tren de chocolate es una receta muy fácil para realizar en compañía de niños, y les hace mucha ilusión comérselo. Los ingredientes son tan básicos como ricos para los más golosos de la casa.


Ingredientes para 8 personas:

• 2 brazos de gitano o plum cake de chocolate
• aros de chocolate (tipo Filipinos)
• palitos de chocolate
• 1 tableta de chocolate blanco
• 1 tableta de chocolate negro
• pastillas de colores (tipo Lacasitos)
• caramelos o chocolatinas con formas de muñeco
• nata montada


En primer lugar, calcule cuántos comensales van a ser para saber el número de vagones que va a poner.

Esta receta está preparada para un grupo de 8 personas, y para ello vamos a hacer una máquina de tren (la locomotora) con un vagón.

Para preparar la locomotora, cogemos uno de los brazos de gitano y empezamos a decorarlo. Ponemos los aros de chocolate en el lugar de las ruedas, y los palitos de chocolate tendrán la función de ejes, pinchándolos en el brazo de gitano a través del agujero de los aros de chocolate.

Con un trozo rectangular de la tableta de chocolate negro, prepararemos la cabina del maquinista, sujeta por otros cuatro palitos. Dentro podemos poner un muñeco de caramelo o de chocolate. El exterior lo podemos decorar con Lacasitos, onzas de chocolate, más palitos y nata, con la que se puede hacer algún dibujo, escribir una felicitación o poner los años de la persona que está celebrando su aniversario.

A continuación, preparamos el vagón, y seguimos el mismo sistema para poner las ruedas con los palitos. Cogemos la tableta de chocolate blanco y cortamos unas onzas para ponerlas en el lugar de las ventanas. También podemos poner las caras de algunos muñecos de chocolate o caramelo en su lugar.

Con la nata podemos diseñar un par de rayas paralelas a lo largo del vagón, por debajo y por encima de las ventanas, por ejemplo.

La locomotora y el vagón quedarán unidos por uno o dos palitos de chocolate, y se le puede añadir tantos adornos comestibles como se nos ocurran (barquillos, caramelos. chocolatinas, galletas…).

Si lo desea, al vagón que vaya a ser consumido por los mayores, le puede inyectar un poco de licor, whisky o coñac, para que quede más jugoso.

Sirva el tren de chocolate en una fuente, con mucho cuidado de que no se caiga ninguna de sus partes.

 

También te podría gustar...