La felicidad favorece el sistema inmunológico y la tensión mina la salud

Un estado positivo es fundamental porque las funciones del organismo responden mejor ante cualquier agresión externa. Cuando nos invaden las emociones negativas, el cortisol (la hormona del estrés) aumenta y actúa como un inmunosupresor importante. Si hay una insatisfacción crónica...