Espinacas con bechamel

Las espinacas con bechamel es una buena forma de encubrir el sabor de las espinacas para que los niños se acostumbren a comerlas. Se trata de un plato fácil, realizado con espinacas, bechamel y queso rallado.