La Villa de El Escorial un pueblo con gran tradición serrana enmarcado en un bonito paisaje natural

El pueblo de El Escorial, próximo al Monasterio, guarda cierto encanto tradicional, con sus casas de piedra granítica típicas de la zona de la sierra. Con el monte Abantos  y Las Machotas de fondo, tiene un paisaje y un entorno que atrae a un gran número de senderistas, ciclistas y moteros, pues desde aquí hay una gran diversidad de caminos que conectan con los pueblos de alrededor. De tal manera que los fines de semana se duplica la población. Descubre qué ver en El Escorial.

Jardines de La Casita del Príncipe

Jardines de La Casita del Príncipe, en El Escorial, Madrid.

El Escorial, pueblo que tiene restos de colonización romana, está situado al noroeste de la Comunidad, en la vertiente meridional de la Sierra de Guadarrama, a pie de monte, y pertenece al partido judicial de San Lorenzo de El Escorial, con una superficie de 68,75 km².

Sus inviernos son fríos y su temperatura de verano hace que sea el sitio ideal para la gente que quiere quitarse de los calores de Madrid, pues la diferencia de temperatura hace que los meses de julio y agosto sean muy agradables.

Como anécdota de su clima, conviene recordar el refrán que dice así: “Si San Benito se pone la capucha, pronto recibe San Lorenzo una ducha y al ventarrón de El Escorial, no se le dé la frente, sino el espaldar”.

Qué se puede visitar en El Escorial

Puente de estilo romano de El Escorial

Puente de estilo romano de El Escorial desde donde se inician numerosas rutas, en Madrid.

La localidad es acogedora y la visita por su núcleo urbano se puede hacer con un agradable paseo. Desde sus calles se accede también rápidamente a diversas rutas de campo, que son espectaculares por las vistas que tiene, siempre presididas por el Monasterio de El Escorial.

Lugares que se deben visitar en El Escorial son:

  • La Iglesia de San Bernabé: fue declarada Monumento Nacional en 1983 y es un Bien de Interés Cultural. Se empezó a construir en 1593, por orden de Felipe II,  y su estilo es puramente herreriano.
  • El parque de La Manguilla.
  • La calzada romana que une El Escorial con Zarzalejo, vía secundaria que probablemente se unía con la Calzada de Cercedilla. Esta ruta se puede iniciar en el puente romano de El Escorial.
  • El puente de estilo romano sobre el río Aulencia.
  • La Cruz de la Horca (1595), junto al cementerio, en la entrada del pueblo.
  • La Cruz del Tercio (siglo XVII), ubicada en la Glorieta de los Sexmos. Fue trasladada aquí cuando construyeron el embalse de Valmayor y fue inundado de agua.
  • La Cruz de Nefando (1606), en la Casita del Príncipe.
  • La ermita de la Herrería, a la entrada del pueblo, lugar donde se celebra la Romería.
  • El Monasterio de Prestado: conjunto monumental situado en el centro de El Escorial. Se pueden ver restos del edificio conocido como El Castillo, la casa y chimenea del viejo horno. Era la casa de un labrador, después la habitaron los monjes, en 1562, para ser más tarde una residencia conventual hasta 1571, año en que fueron trasladados al Real Sitio. Entonces se transformó en hospital, y luego sirvió de aposento de Felipe II durante los años en que se iniciaban las obras del Monasterio. También se ha utilizado como albergue y colegio.
  • La Granjilla de La Fresneda.
  • La Casa-fuerte de El Campillo: es un antiguo poblado que vivía de la agricultura y la ganadería. Tiene una torre y una iglesia, y antaño estaba formado por más de un centenar de casas. Fue vendida a Felipe II, que ordenó destruirla en 1596 e indemnizó a sus habitantes.
  • La Casita del Príncipe, el Monasterio de El Escorial y la Casita del Infante.
  • El Valle de Los Caídos, conjunto monumental construido en conmemoración de la Guerra Civil por Francisco Franco, entre 1940 y 1958, y situado en el valle de Cuelgamuros.
  • Puerto de la Cruz Verde, con impresionantes vistas, punto de reunión de los moteros de la zona.
  • El embalse de Valmayor, lugar ideal para hacer senderismo, rutas a bici, a caballo y piragüismo.
  • Las lagunas de Castrejón, al oeste de Peralejo.
  • Prado Nuevo, lugar de reunión de personas religiosas que acuden allí con motivo de las apariciones marianas de Amparo Cuevas.

El Escorial está situado entre la Sierra del Guadarrama y la Sierra de Gredos

Bañada por el río Aulencia, se encuentra entre dos sierras: la de Guadarrama, con el monte Abantos (1763 msnm) y Las Machotas (1461 msnm) de fondo, y la de Gredos. Y se extiende hasta el embalse de Valmayor, excelente zona para pasar un día relajante cerca del agua, ya sea haciendo senderismo, bici, rutas a caballo o piragüismo.

Sus orígenes se remontan a la conquista de Toledo, en 1085, cuando se fueron afianzando los núcleos de población situados al norte de la sierra de Guadarrama, provenientes de la zona del País Vasco, Navarra, León y Burgos.

A finales del siglo XIII, el Concejo de Segovia llevó a cabo la organización del territorio. El entorno escurialense pertenecía al sexmo de Casarrubios, una de las divisiones de la tierra de Segovia, tal y como se recuerda en la Glorieta de los Sexmos.

La Leal Villa de El Escorial sufrió grandes cambios por la actividad del Monasterio

Cuando en 1561 Felipe II decidió construir el monasterio en estas tierras, en honor a San Lorenzo, adquirió los terrenos de La Herrería, La Fresneda, El Campillo y Monesterio que, junto con El Escorial, cubrirían las necesidades de los monjes y de la Corte.

En 1565, una real cédula concedió a El Escorial el título de Villa, independizándose de Segovia y convirtiéndose en territorio de realengo, lo cual conllevó una gran transformación urbanística.

La construcción y mantenimiento del Monasterio generó una serie de cambios trascendentales en la pequeña aldea, abandonando su tranquilidad, y sufriendo un proceso de cambios rápidos.

Se precisaba una gran diversidad de trabajadores y servicios para la gente que vivía en este núcleo urbano próximo al gran monumento arquitectónico, con lo cual se empezó a formar lo que más tarde sería San Lorenzo de El Escorial, territorio que se acabó segregando en 1792 de El Escorial por orden de Carlos IV.

Desde entonces han quedado bien diferenciadas ambas poblaciones, que mucha gente confunde, y de manera popular se las reconoce como El Escorial de Arriba (San Lorenzo, con el Monasterio) y El Escorial de Abajo (la Villa).

Su lucha contra los franceses en la Guerra de la Independencia, a principios del siglo XIX, le sirvió para ganarse el título de Leal Villa de El Escorial, otorgado por Fernando VII en 1815.

Aunque su principal actividad económica  en el siglo XIX fue la ganadería, cuando se instaló el ferrocarril en 1861, El Escorial tuvo cierto progreso industrial. Cabe destacar ciertas iniciativas empresariales, como la fábrica de Chocolates Matías López, que dio trabajo a un gran número de personas y cuyos chocolates se vuelven a comercializar en la actualidad.

En el siglo XX, el sector del comercio y del turismo tuvieron gran auge, y se han convertido en los principales motores económicos de su vida actual.

Fiestas principales de El Escorial

Las fiestas que se celebran en la Villa de El Escorial son:

  • San Sebastián (20 de enero).
  • San Bernabé (11 de junio), su patrón, se celebra con una Feria Industrial y Artesana de la Sierra de Guadarrama.
  • Virgen de la Herrería (8 de septiembre). La Romería de Nuestra Señora de la Herrería, patrona de la villa, que fue declarada de Interés Turístico en 2014, se celebra el primer domingo de septiembre.

Excursiones y rutas que no te debes perder por El Escorial

Consulta cómo ir a El Escorial desde Madrid y los pueblos próximos y sitúa sus rutas

Más información:

También te podría gustar...