Aumentan los problemas de esterilidad: solo la mitad de las mujeres mayores de 30 años se quedan embarazadas en un año

Más de 35.000 niños nacen al año con técnicas de reproducción asistida. La sociedad española está concienciándose de que la esterilidad es una enfermedad, y cuando las mujeres llevan un año intentando quedarse embarazadas, acuden a consulta. Por lo general, los afectados suelen ser parejas de entre 35 y 40 años, pero últimamente se ha observado un cambio en el perfil. 

Cada vez las parejas son menos reacias a acudir a la consulta del especialista cuando las mujeres llevan un tiempo intentando quedarse embarazadas. Y es que la estirlidad se ha convertido en un problema médico y social.

Así lo han señalado los expertos asistentes al II Symposium de Reproducción Asistida, organizado por la Fundación Tambre en el Palacio de Congresos de Madrid, donde se han reunido más de 300 expertos con el fin de analizar las nuevas posibilidades que la medicina de la reproducción asistida ofrece al cerca del millón de parejas que en nuestro país no pueden concebir un hijo sin ayuda clínica.

Aumentan las mujeres solas que deciden tener un hijo

“La mayoría de las parejas que tratamos tienen más de 35 años y como mínimo llevan dos años intentando concebir un hijo. Sin embargo, últimamente hemos experimentado un aumento tanto de mujeres solas que deciden tener un hijo y que recurren a la clínica por semen de un donante, como de segundas parejas, es decir, personas que rondan los 40 años, han pasado por un divorcio o una separación y en algunas ocasiones se han hecho una vasectomía o ligadura de trompas, y que, al reiniciar su vida con una segunda pareja, deciden tener un hijo en común pero no pueden”, explica la doctora Rocío Núñez, subdirectora de la Clínica Tambre.

La esterilidad, un problema médico y social

El doctor Pedro Caballero, director de la Fundación Tambre explica que para el II Symposium de Reproducción Asistida “hemos preparado un programa que analizará desde varios prismas una de las patologías que mayor trascendencia está teniendo en la sociedad moderna: la esterilidad. Todo ello de la mano de grandes especialistas nacionales e internacionales”.

El número de mujeres y hombres con problemas para tener un hijo no deja de aumentar en nuestro país, lo que convierte a la esterilidad en un problema médico y social preocupante que provoca que alrededor de 35.000 niños nazcan al cabo del año por medio de técnicas de reproducción asistida. Según los datos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), una de cada cinco mujeres mayor de 30 años sólo conseguirá un embarazo con ayuda médica.

Cada vez se plantea la maternidad a una edad más tardía

Según explican los expertos, la principal causa de esterilidad en la mujer es plantearse la maternidad a una edad cada vez más tardía (superior a los 30 años), mientras que la edad adecuada para tener hijos se sitúa en la década de los 20 a los 30 años. Sólo la mitad de las mujeres que supera la treintena e intentan quedarse embarazadas lo logra al cabo de un año.

La doctora Núñez señala que “la sociedad española está concienciándose cada vez más de que la esterilidad es una enfermedad. De hecho, en los últimos años ha aumentado el número de tratamientos porque las parejas están más informadas y acuden con más frecuencia a consultar sus problemas a expertos en reproducción asistida. Actualmente, una pareja que tras un año no consigue un hijo acude al especialista, algo que hace sólo cinco años era impensable”.

Papel del medio de cultivo del embrión

Los aspectos que influyen en el desarrollo embrionario en el laboratorio de reproducción asistida como el medio y las condiciones de cultivo, las amenazas del ambiente y las manipulaciones in Vitro pueden tener un impacto sobre la expresión de los genes embrionarios en los primeros días de formación y pueden marcar su futuro desarrollo.

En este Symposium, el doctor Paulo Rinaudo, profesor del Departamento de Infertilidad y Endocrinología Reproductiva de la Universidad de California presentará el primer estudio realizado en el mundo en el que se muestra cómo afecta a la expresión del gen en un embrión de ratón, diferentes concentraciones de oxígeno del medio de cultivo.

Este experto explica que “las condiciones del cultivo en el que el embrión crece son muy importantes para asegurar un correcto desarrollo. En la composición empleada en el cultivo de los embriones, la concentración de oxígeno es un factor crítico para determinar el correcto desarrollo de los embriones. Los hallazgos de este estudio ayudarán a los especialistas que a diario buscan un óptimo ambiente para el cultivo de los embriones con el objetivo de que no existan déficit de crecimiento y éste sea el más adecuado. Aunque en este trabajo se ha empleado un modelo animal, los datos extraídos pueden ser extrapolados a los humanos”.

La conclusiones de este estudio muestran que el cultivo de los embriones en un medio que posee una baja concentración de oxígeno (5%) está asociada a un menor número de malformaciones en la expresión génica, que aquellos desarrollados en un medio con mayor concentración de oxígeno (20%).

En este sentido, a lo largo de su participación en este Symposium, el doctor Rinaudo también aportó los datos de un estudio que muestra el papel de la proteína denominada progranulin en el éxito de la implantación de un embrión humano. “La implantación del embrión es el acto más crítico de la reproducción. Según nuestros estudios, esta proteína relacionada con el crecimiento humano y segregada por el endometrio es un marcador esencial en la implantación del embrión”.

Robótica en la reproducción asistida

Asimismo se abordó la llegada de la robótica a las técnicas de la reproducción asistida. El doctor Christian Pérez, experto del Centro en Investigación en Reproducción Humana del Departamento de Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Pennsylvania explica que “la introducción del robot en la cirugía de la reproducción beneficiará a ciertas intervenciones que son mínimamente invasivas. En general la mayoría de los procedimientos quirúrgicos en ginecología y en infertilidad pueden hacerse con robot. Su manejo supera a la capacidad de manipulación humana, al tiempo que incrementa la precisión en el posicionamiento de instrumentos, debido a que ciertas operaciones de intervención mínima no serían posible llevarlas a cabo con instrumentos normales”.

Respecto a los resultados, este doctor añade “que con esta técnica entre 2004 y 2005 se realizaron alrededor de 16.000 procedimientos quirúrgicos en Europa con tasas de éxito comparables o superiores a la de los métodos convencionales. El robot más moderno es el denominado DA-VINCI, el cual combina la micromanipulación con visión 3D. Simplifica las técnicas de cirugía mínimamente invasivas”.


 Fecha de edición del texto: 29 de noviembre de 2006

También te podría gustar...