Espinacas con bechamel

Las espinacas con bechamel es una buena forma de encubrir el sabor de las espinacas para que los niños se acostumbren a comerlas. Se trata de un plato fácil, realizado con espinacas, bechamel y queso rallado.

Ingredientes para 4 personas:

• 500 gramos de espinacas
• 1 litro de leche, aproximadamente
• 1 cucharada grande de harina
• 1 cucharada grande de mantequilla
• 200 gramos de queso rallado
• sal


En primer lugar, prepare una bechamel. Ponga en una sartén a fuego lento una cucharada grande de mantequilla y otra de harina. Deje que tome color y vaya añadiendo poco a poco, según vaya espesando, la leche, removiendo constantemente para que no se pegue, de forma que quede una crema ligera homogénea.

Estando todavía bastante líquida la bechamel, incorpore las espinacas, previamente lavadas, y deje que se cuezan en la bechamel.

Cuando ya estén cocidas, añada el queso rallado, rectifique de sal, remuévalo bien y sirva las espinacas con bechamel bien calientes.

También te podría gustar...