El bosque encantado, un jardín botánico que es una auténtica obra de arte topiario en la Sierra de Madrid

El bosque encantado, muestra de arte topiario

Representación de Blancanieves y los siete enanitos en el Bosque encantado, en San Martín de Valediglesias.

No hay visitante que no se quede sorprendido por la belleza y la magia de este parque situado en San Martín de Valdeiglesias, como si se tratara de un oasis en medio del desierto, que bien podía estar hecho por el emblemático Eduardo Manostijeras. Sus paseos, sus jardines decorados con esculturas vegetales rigurosamente recortadas, y su acogedor ambiente hacen de este bosque encantado una verdadera obra de arte topiario realizado por auténticos especialistas.

Arte topiario en San Martín de Valdeiglesias

Estanque con delfines, un bonito rincón del bosque encantado con diversas esculturas vegetales.

Personajes arraigados en la cultura popular pueblan los rincones de El bosque encantado, con una extensión de más de 25.000 metros cuadrados, situado en una colina en las afueras del pueblo de San Martín de Valdeiglesias, a 75 kilómetros de Madrid. Una excursión tan bonita para mayores como para niños, ya que constituye una auténtica obra de arte.

Gracias a las instalaciones que tiene en su merendero o en el área de descanso, se puede pasar tranquilamente el día comiendo allí, incluso es posible hacer un picnic en sus proximidades y disfrutar de un completo día en este bosque encantado que desborda creatividad.

Una joya para los amantes del arte topiario

El bosque encantado, en San Martín de Valdeiglesias

Barco de vela, rana y pingüinos alrededor de un estanque, auténticas esculturas del arte topiario.

Arbustos en los que han silueteado personajes mitológicos, de los cuentos tradicionales, de la literatura, de la música o de producciones cinematográficas dan rienda suelta a la fantasía de mayores y pequeños.

Esta increíble exposición vegetal de arte topiario, consistentente en dar forma a las plantas mediante las tijeras de podar, incluye rutas pehistóricas con dinosaurios, seres fantásticos como ninfas o dragones, un pianista, un director de orquesta, un inmenso barco… Todos los visitantes se sorprenderán con la belleza de la obra escultórica realizada con elementos de la naturaleza.

Los caminos están adaptados a las sillas de bebé

Muestra de arte topiario

Tren realizado artísticamente mediante poda.

Por los múltiples senderos de este parque de ocio nos encontramos a Don Quijote con Sancho Panza, Blancanieves y los siete enanitos, Caperucita y el lobo, elefantes, incluso tenemos a los Beatles, todos ellos delicadamente recortados de forma periódica.

Más de trescientas esculturas gigantes y cerca de mil especies de plantas de todo el mundo, muchas de ellas aromáticas, permiten que el visitante disfrute de una frondosidad vegetal que no olvidarán, y que es único en Europa. Muchas de sus esculturas están realizadas sobre una estructura metálica con arbustos como el boj, de crecimiento lento, y ligustrum, que crece más rápidamente.

El arroyo de las casetas, la cascada natural del Barbellido, las fuentes, los laberintos y el lago le dan un toque exótico al parque temático, y su diversidad de plantas, algunas separadas por zonas, como la de los bonsáis o los cáctus, con más de doscientas variedades, forman atractivos contrastes.

Pizarraya, un amante de la botánica inspirado en Eduardo Manostijeras

El bosque encantado

Torero enfrentándose al toro, una atractiva escultura de poda ornamental de El bosque encantado.

El responsable de este acogedor y original jardín botánico es Juan Antonio Pizarraya, un entusiasmado de la botánica que apostó fuerte por este proyecto que ha hecho realidad y ha sido el autor de muchas de las esculturas.

Inspirado en la película de Eduardo Manostijeras, invirtió su dinero en la compra de una colina en 2011, donde crecían las viñas silvestres, y se enfrascó de lleno en una ardua tarea que cambió la colina por completo, haciendo del bosque encantado de fantasía una realidad.

Senda nocturna guiada y taller de naturaleza para niños

Este año, como novedad, el parque ha lanzado una oferta original, un pack que incluye: estancia en un pequeño chalé situado a orillas del embalse de San Juan, entrada al bosque encantado, una senda nocturna guiada con linternas de colores y un taller de naturaleza para los niños.

Una colección de bonsáis en la sierra de Madrid

Colección de bonsáis

Fabulosa colección de bonsáis, cuyo colorido juega con el contraste de las rocas de granito en El bosque encantado.

Un espectácular singular lo ofrece la roca sobre la que están expuestos una colección de bonsáis, con más de 110 ejemplares, alguno de los cuales es centenario.

Las instalaciones permiten poder pasar allí el día entero, incluso llevarse la comida para hacer un picnic, comer de bocadillo, o llevarse los táper y calentar la comida en un microondas. Sus merenderos son una buena idea para ir haciendo descansos con los niños a lo largo de la excursión.

En su tienda se pueden adquirir algunos ejemplares de arbustos exóticos, como las tillandsias, una de las plantas más duraderas, bonsáis, plantas carnívoras, cactus.

Visitas para realizar en sus proximidades

• El pantano de San Juan.
• El embalse de Picadas.
• El río Alberche.
• El castillo de San Martín.
• Los toros de Guisando.

Cómo llegar a San Martín de Valdeiglesias

Muestra del jardín de El bosque encantado

El mundo fantástico y de ficción tiene una especial importancia entre las verdes esculturas del arte topiario en El bosque encantado.

Desde Madrid, por la A5, desvío por la M40, y luego por la autovía de los pantanos M-501. El camino para llegar al bosque encantado sale justo enfrente de la Ermita Románica.

• Distancia: 76 km.

• Tiempo aproximado: 1 hora.

• Autobuses: 551, desde la Estación de Príncipe Pío de Madrid. Una vez en San martín de Valdeiglesias, en la misma estación de autobuses, hay que llamar al teléfono 608745400 y envían un microbús para recogerte por un simbólico precio (solo funciona los fines de semana, consultar horario).

Más información:

www.bosqueencantado.net/

También te podría gustar...