El Archivo Municipal de El Escorial, un gran tesoro que guarda la historia de la Villa

Desde 1565, se han guardado en el Archivo Municipal todos los testimonios documentales a través de los que podemos conocer la historia del municipio, también de San Lorenzo y de algunos pueblos de los alrededores. Recientemente se ha restaurado el Libro de Villazgo, un documento del siglo XIX valorado en 100.000 euros.

En la planta baja del edificio consistorial se encuentra el Archivo Municipal de El Escorial, un espacio en el que trabajan tres personas y que guarda celosamente y a temperatura controlada el pasado de la localidad desde el año 1565, año en el que Felipe II creó la Villa.

Desde entonces hasta ahora, se han ido acumulando los documentos, tal y como cuenta la archivera, Ana Luzón, “primero en el arca de las tres llaves, más tarde en los armarios del despacho del alcalde, después del secretario y, según fueron aumentando, en una habitación aparte”.

A lo largo de estos siglos se han guardado todos los testimonios documentales a través de los que podemos conocer la historia del municipio, también de San Lorenzo y de algunos pueblos de los alrededores.

El archivo municipal es un gran tesoro, pero poco utilizado

Ana Luzón no duda en calificar al Archivo Municipal de “gran tesoro” para el estudio de la historia, aunque reconoce que es poco utilizado.

En los últimos años son más los ingenieros y arquitectos que recurren a él para sus trabajos académicos sobre la evolución urbanística de la zona que los propios estudiantes de Historia.

El ferrocarril y la fábrica de chocolate de Matías López

Este tema o la influencia del ferrocarril y de la actividad de la fábrica de chocolate Matías López, que supuso la creación de un auténtico barrio obrero en los primeros años del siglo XX constituyen los focos que atraen mayor interés para los estudiosos.

Los protocolos notariales, en los que quedan registrados todos los detalles del devenir cotidiano de los vecinos como los testamentos, cartas de dote, alquileres y compra-ventas; o los expedientes judiciales con los juicios sobre robos, asesinatos, peleas o violaciones son “una fuente muy rica para el conocimiento de la historia económico-social del municipio”.

La población se ocupaba de dar servicio a la Corte

Una vida que durante muchos años no fue muy ajetreada, al estar limitada su población a las ocupaciones de servicio a la Corte hasta que a mediados del siglo XVIII se da paso a la construcción del núcleo urbano más cercano al monasterio y a la posterior materialización del término de San Lorenzo de El Escorial.

En la actualidad, el Archivo Municipal, por el que pasan todos los documentos que se generan en el Ayuntamiento, tiene una importante labor de servicio a las ciudadanos que recurren a él fundamentalmente para buscar planos de sus viviendas para hacer obras, consultar impuestos o solicitar certificados para trámites con otras administraciones.

El Libro de Villazgo ha sido restaurado

Recientemente y gracias a una subvención de la Comunidad de Madrid se ha restaurado el Libro de Villazgo, de la época de Fernando VII, en el que el soberano concede el título de Leal Villa a El Escorial por la resistencia heroica de sus vecinos a la ocupación francesa y confirma sus antiguos privilegios.

El libro, valorado en la actualidad en 100.000 euros, ha sido objeto de una minuciosa restauración que ha devuelto el esplendor a sus cubiertas de pergamino y a sus páginas de vitela con dibujos a colores (dorados, azules, rojos y negros), en el que ya aparece el actual escudo de la localidad, compuesto por dos leones que pisan el águila imperial napoleónica, coronados por laurel y una cinta con la inscripción “Pos fata resurgo”.

La labor de recuperación del libro, su digitalización y microfilmación ha costado en torno a los 5.000 euros, una inversión regional que permitirá multiplicar su tiempo de permanencia y utilización.

Y éste es sólo uno y no el más importante de los documentos que se guardan entre las paredes del Archivo, uno de los más emblemáticos e interesantes de la Comunidad de Madrid, a través del que podemos conocer la historia de nuestros antepasados en los últimos siglos.


 Fecha de edición del texto: 21 de marzo de 2007

También te podría gustar...